Pastor evangélico acusado de estafar a fieles de su iglesia

Catamarca, tres mujeres denunciaron estafas por viviendas, en las declaraciones vertidas a las fuerzas policiales destacan el mismo modus operandi.


Un presunto pastor de la Iglesia Universal se habría presentado como gestor para tramitar la entrega de viviendas a cambio de un pago. Tres jóvenes mujeres de entre 25 y 29 años se presentaron en la Unidad Judicial Tres, en la zona este de la Capital de Catamarca, para presentar la denuncia.


De acuerdo con la información a la que pudo acceder El Ancasti, entre junio del año pasado y el 20 de marzo último, cada una de las mujeres denunciantes había entregado, en dos partes, $35.000. Es decir, el supuesto ‘hombre de fe’ juntó $105.000 con la promesa de la gestión de casa del Instituto Provincial de la Vivienda de Catamarca (IPV).


En detalle, en la primera denuncia se asentó que entre junio y agosto del año pasado había recibido $35.000 como parte de pago para la adjudicación de una vivienda. El inmueble nunca fue entregado y surgió la sospecha de que otras personas podrían haberse visto afectadas.


En la segunda denuncia, la joven relató que conoció al “pastor de la Iglesia Universal” el año pasado. El presunto ‘religioso’ le había prometido que le conseguiría una vivienda “de la Provincia”, pero este gesto tenía un costo. Por los trámites de iniciación debía abonar la onerosa suma de $35.000. El ‘abono’ se realizó en dos partes, entre junio y julio del año pasado. Pasado el tiempo, la joven y al ver que la entrega de la casa no se materializaba, advirtió que se trató de una estafa y realizó la denuncia penal correspondiente.


A su turno, la última denunciante había contado que conoció “al pastor” a través de una amiga. El ‘hombre de fe’ le había prometido que le conseguiría una casa a través del Instituto Provincial de la Vivienda (IPV), pero para conseguir ‘esta gracia’ debía pagar $35.000. La joven realizó el primer pago en julio último y días pasados completó el pago. Tras varios meses de espera, sin obtener una respuesta favorable ni haber sido adjudicada, la denunciante dedujo una estafa. A la vez, dejó asentado que recibió amenazadas por parte del ‘pastor’.

0 comentarios