El Papa dijo que jamás pensó en renunciar

Agradeció a un enfermero del Vaticano que lo convenció para que se sometiera a una cirugía para extirpar parte del colon


El Papa Francisco no está pensando en renunciar y está viviendo “una vida totalmente normal” luego de una cirugía intestinal a la que se sometió en julio. En una entrevista con la cadena de radio española COPE, el pontífice habló de su salud y de temas más políticos, como la situación en Afganistán. Francisco, de 84 años, desestimó un informe de un periódico italiano de que podría renunciar, diciendo: “No sé de dónde sacaron la semana pasada que iba a renunciar”.


También sostuvo que era casi seguro que asistirá a la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático en Glasgow, en noviembre, y contó que tiene planes para viajar a Hungría y Eslovaquia del 12 al 15 de septiembre y están programadas visitas a Chipre, Grecia y Malta en trámite.


“Siempre que un Papa está enfermo, hay una brisa o un huracán sobre un cónclave”, dijo Francisco en el diálogo con el periodista Carlos Herrera. El Papa agradeció a un enfermero del Vaticano que lo convenció para que se sometiera a una cirugía para extirpar parte del colon, en lugar de seguir con el tratamiento de antibióticos y medicamentos, que le recomendaban médicos. “Me salvó la vida”, dijo.


Jorge Bergoglio, elegido como cabeza de la Iglesia Católica en 2013, se sometió a una cirugía porque había estado sufriendo un caso severo de estenosis diverticular sintomática, un estrechamiento del colon. “Ahora puedo comer de todo, llevo una vida totalmente normal”, afirmó.

0 comentarios