Afganistán vuelve a vivir el horror de los ataques suicidas

Dos explosiones fuera del aeropuerto de Kabul dejan al menos 13 muertos.


Más de una docena de personas resultaron muertas y muchas más fueron heridas en al menos dos explosiones registradas en las afueras del aeropuerto internacional Hamid Karzai, de Kabul.


En el lugar, miles de ciudadanos afganos se agolpaban para intentar acceder a los vuelos de evacuación internacionales.


La primera de las explosiones ocurrió cerca de las 18.20 horas de Kabul (antes del mediodía de Argentina) cerca de una de las puertas del aeropuerto, según la cadena afgana Ariana News.


Medios locales difundieron imágenes en las que pueden verse varios cuerpos sin vida, además de heridos siendo trasladados a hospitales, tras un primer estallido de gran potencia.


El incidente fue confirmado también por el portavoz del Pentágono, John Kirby, con un mensaje en Twitter, donde más tarde añadió información sobre la explosión en uno de los accesos al aeropuerto, mencionando que hubo un segundo atentado.


El principal sospechoso de la acción terrorista es el Estado Islámico, grupo que tiene diferencias también con los talibanes.


El ministro de Defensa británico, James Heappey había advertido el día anterior que había informes creíbles de un ataque de parte del grupo Estado Islámico Khorasan (ISIS-K). “No puedo enfatizar lo suficiente lo desesperante de la situación. La amenaza es creíble, es inminente, es letal. No estaríamos diciendo esto si no estuviéramos realmente preocupados por ofrecer a Estado Islámico un objetivo que es simplemente inimaginable”, afirmó Heappey a la radio BBC.


ISIS-K (Khorasan hace referencia al antiguo nombre de la región), es una rama local del autodenominado Estado Islámico, enemigos de los talibanes.


“Nuestros guardias también están arriesgando sus vidas en el aeropuerto de Kabul, también enfrentan una amenaza del grupo Estado Islámico”, dijo un funcionario talibán.


Uno de los atentados fue perpetrado por un atacante suicida, que se inmoló en las afueras del aeropuerto de Kabul. En el hecho murieron al menos 13 personas, incluyendo niños, según informó un funcionario talibán, después de que Estados Unidos y sus aliados instaran a los afganos a abandonar la zona por una amenaza del Estado Islámico.


Un funcionario estadounidense dijo que había miembros del servicio estadounidense entre los heridos. Añadió que había más víctimas, pero no sabía cuántas ni de qué nacionalidad.


En los últimos días, miles de personas se han reunido frente al aeropuerto. Las tropas de los países occidentales se apresuran a evacuar a los extranjeros y afganos que ayudaron a los países occidentales durante la guerra de 20 años contra los talibanes, y a salir ellos mismos antes de la fecha límite del 31 de agosto. (REUTERS)

0 comentarios