Reacciones internacionales a la operación militar de Rusia

La OTAN activó sus planes de defensa colectivos mientras la Unión Europea prepara nuevas sanciones.


A través de un mensaje especial a los ciudadanos rusos, el presidente ruso, Vladímir Putin, declaró este jueves que había tomado "la decisión de llevar a cabo una operación militar especial" para defender Donbass, sosteniendo que el objetivo del operativo es "proteger a las personas que han sido objeto de abusos y genocidio por parte del régimen de Kiev durante ocho años". Desde entonces, se han precipitado las reacciones internacionales.

La OTAN activa planes de defensa

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, informó este jueves que los miembros de la alianza militar han activado los planes de defensa colectivo y afirmó que Moscú "ha cerrado la puerta" para alcanzar una solución al conflicto por la vía diplomática.


"Les otorgan a nuestros jefes militares más autoridad para mover fuerzas y desplegar fuerzas cuando fuese necesario y, por supuesto, estos podrían ser también elementos de la fuerza de respuesta de la OTAN", manifestó Stoltenberg en un discurso dedicado a la situación en Ucrania.


Sin embargo, el secretario general aseguró que la Alianza Atlántica no tiene planes de desplegar sus tropas en territorio de Ucrania: "No hay tropas de combate de la OTAN, no hay tropas de la OTAN en absoluto dentro de Ucrania. Y hemos declarado que no tenemos planes, ni intención de desplegar las tropas de la OTAN en Ucrania", dijo.


Stoltenberg confirmó, además, que ha convocado una cumbre de los países miembros, la cual se celebrará en forma virtual este viernes 25 de febrero y contará con la participación de Finlandia y Suecia como invitados.

La UE prepara sanciones

La Comisión Europea, a través de su presidenta, Ursula Von der Leyen, acompañada del Alto Representante de la Unión Europea (UE) para Asuntos Exteriores, Josep Borrell, condenó la "agresión sin precedentes", amenazando con la imposición de "sanciones masivas".


"Congelaremos los activos rusos en la UE y detendremos el acceso de los bancos rusos a nuestro mercado financiero", agregó Von der Leyen. Esta acción, según la comisaria, tiene como objetivo "cobrar un alto precio en la capacidad del Kremlin para financiar la guerra".



Por su parte, el presidente de España, Pedro Sánchez, escribió esta mañana en su perfil oficial de Twitter que su Gobierno "condena la agresión de Rusia a Ucrania y se solidariza con el Gobierno y el pueblo ucraniano". Además, anunció que se encuentra en "estrecho contacto" con los miembros de la Unión Europea (UE) y la OTAN para "coordinar" una respuesta.





Tras la reunión del Consejo de Seguridad Nacional, Sánchez ha realizado una declaración institucional en la que ha asegurado que "las violaciones contra el derecho internacional y contra la soberanía e integridad territorial de terceros no pueden quedar impunes", además de avisar de que la situación actual acarreará consecuencias económicas, sobre todo en los mercados energéticos.


De manera muy parecida se pronunció el presidente de Francia, Emmanuel Macron, que en las últimas semanas ha apostado por una salida dialogada a la crisis. "Francia condena enérgicamente la decisión de Rusia de declarar la guerra a Ucrania. Rusia debe poner fin a sus operaciones militares de inmediato", declaró Macron, que también se solidarizaba con Ucrania y manifestaba que "trabaja con sus socios y aliados para poner fin a la guerra".


Por su parte, el canciller alemán, Olaf Scholz, calificó la operación militar rusa de "flagrante violación del derecho internacional" y de "un día terrible para Ucrania y un día oscuro para Europa". También mostró su solidaridad con Ucrania y su apuesta por la coordinación con sus aliados.


De manera más dura respondió el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson: "El Reino Unido y nuestros aliados responderán con decisión", sostuvo, tras calificar de "horribles eventos" los hechos de esta madrugada y de sostener que "Putin ha elegido un camino de derramamiento de sangre y destrucción".


China pide calma y EE.UU. dice que responderá de manera decisiva

Por su parte, China hizo un llamamiento a todas las partes a mantenerse mesuradas y evitar que la situación se salga de control. "Instamos a todas las partes a que ejerzan la moderación para evitar que la situación salga de control", fueron las palabras de la portavoz diplomática china Hua Chunying a los periodistas.


Asimismo, Pekín aboga por no cerrar las puertas a la paz y seguir comprometidos con el diálogo y la negociación, agregó la funcionaria, afirmando que la situación entre Ucrania y Rusia refleja un trasfondo histórico complejo.


Mucho más beligerante se mostró el presidente de EE.UU., Joe Biden, que sostiene que Rusia es el único "responsable de la muerte y destrucción que traerá este ataque".


El inquilino de la Casa Blanca prometió dirigirse a su nación este jueves para anunciar "consecuencias adicionales" que EE.UU. y sus aliados planean imponer a Rusia por "este acto innecesario de agresión contra Ucrania y la paz y la seguridad mundiales".


"También nos coordinaremos con nuestros aliados de la OTAN para garantizar una respuesta fuerte y unida que disuada cualquier agresión contra la Alianza", afirmó Biden.

0 comentarios
300x250---Consejos---Covid-Mayo.gif