Para ser dueño de una casa en Argentina se necesitan más de 14 años de ingresos

Según un informe del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial, la pérdida del poder adquisitivo, los créditos hipotecarios y el dólar son las mayores trabas.


El sueño de la casa propia en Argentina parece alejarse cada vez más con el paso de los años. De acuerdo a una serie de relevamientos hechos en el mercado inmobiliario local, se necesitan los sueldos completos de más de 14 años de trabajo para acceder a un departamento de aproximadamente 40 m2, el tamaño promedio entre las superficies más buscadas como primer hogar.


Los datos surgen del último informe realizado por el sitio especializado de Reporte Inmobiliario. Básicamente, esta problemática en el acceso a la casa propia tiene tres ejes fundamentales, que interactúan entre sí en el marco de la economía argentina.


Estas tres variables que influyen directamente son la pérdida del poder adquisitivo en los ingresos de trabajadores; la falta de créditos hipotecarios y el nivel de tasas de interés; y por supuesto el dólar, dado que todo el andamiaje del mercado inmobiliario se traduce en precios de acuerdo a la divisa extranjera.


Año tras año, los trabajadores asalariados ven como sus ingresos tienen una merma, la que surge entre la falta de actualización de sueldos y el aumento del costo de vida. Este proceso se da en paralelo y de forma continua, es decir, se produce un combo letal que atenta contra la idea de acceso a la primera casa.


Según datos del Observatorio de Empleo y Dinámica Empresarial (OEDE), del Ministerio de Trabajo de la Nación, un trabajador registrado con un ingreso neto de $100.000 debe juntar 14,2 años de ingresos para poder acceder a la compra de un departamento de dos ambientes de 42 m2 de alrededor de U$S80.000 en la Ciudad de Buenos Aires.


Es decir que un empleado debe destinar 14 años completos de sus ingresos para tener su propia vivienda. Y no solo eso: el relevamiento de OEDE remarca otro dato no menor: hoy se debe emplear un 13,6% más de ingresos respecto a mayo de 2021.


Por lo tanto, se deberían sumar dos más respecto a la anterior medición, para alcanzar la meta del hogar propio. El poder de compra se deteriora en Argentina a medida que pasan los años.


Los créditos hipotecarios son la herramienta fundamental para el acceso a la vivienda y parece estancada en Argentina, casi nula su presencia. Hoy las opciones del mercado son pocas y lejanas para cualquier trabajador con ingresos promedio que decida lanzarse a la aventura de comprar una casa.


De acuerdo al informe, en 2021 un crédito para acceder a un departamento de dos ambientes, demandó una cuota cuyo valor rondaba los $87.000.


Los grandes ausentes en este escenario son, sin dudas, los bancos. La oferta es baja y los requisitos muchas veces generan más rechazos que simpatías, a la hora de planificar la compra de una vivienda.


El relevamiento toma como caso testigo al Banco Nación, que no tuvo fuerza en su intervención a la hora de ofrecer opciones a los compradores.


Según los datos del informe, la cuota inicial para financiar el 80% del valor de un departamento usado de dos ambientes ascendería a $ 114.727.


Es decir que para sostener esa cuota mes a mes, el trabajador debería demostrar ingresos brutos de $458.908, lo que equivale a más de 4 ingresos promedios registrados. (AMBITO)

0 comentarios
300x250---Consejos---Covid-Mayo.gif