Alberto Fernández y Jaldo entregaron 100 casas en Manantial Sur

Se trató de la entrega de la casa número 50.000 por parte de la actual gestión del Gobierno nacional, en el marco de los festejos por el Día de la Independencia.


El presidente, Alberto Fernández, junto con el gobernador, Osvaldo Jaldo, concretaron la entrega de 100 viviendas en el emprendimiento habitacional Manantial Sur. Se trató de la entrega de la casa número 50.000 por parte de la actual gestión del Gobierno nacional, en el marco de los festejos por el Día de la Independencia.


El proyecto de Manantial Sur comenzó a desarrollarse en 2009, con el objetivo de posibilitar el acceso a una vivienda a 2.500 familias tucumanas. Las casas comenzaron a ser construidas a partir de junio de 2013 en el marco del programa “Techo digno”, con fondos nacionales bajados a través del Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano, con la aspiración de concretar el acceso a la vivienda a familias de trabajadores y de escasos recursos, debido a la alta demanda habitacional.


En su discurso, el titular del Ejecutivo Nacional reconoció que "cuando veníamos para aquí Jorge Ferraresi me comentaba que todas estas casas habían quedado abandonadas con un 90 por ciento de avance y que inexplicablemente en el año 2017 se dejaron de hacer. Y me pregunto por qué alguien dejó de hacerlas, por qué alguien tuvo tan poco corazón de dejar 800 casas a punto de ser terminadas".


Por otro lado, Fernández resaltó la importancia del rol del Estado en las políticas de viviendas. "Para que estas casas puedan existir hace falta el Estado, porque cuando las casas las hacen los bancos se toman créditos UVA y la gente queda hipotecada de por vida. El Estado tiene que ser soporte para que las viviendas puedan llegar a los que más la necesitan y vivir en condiciones dignas. Burocráticamente era difícil terminar estas casas; hizo falta una ley para poder reconstruir lo que estaba sin terminar. Algo que había empezado Cristina, que Macri decidió no seguir y nosotros vinimos a terminar por los argentinos y argentinas porque ellos la necesitan”.


“Hay muchos argentinos y argentinas que necesitan un techo y tenemos que trabajar hasta cada uno pueda tener una vivienda digna, es el objetivo que nos pusimos y el esfuerzo que vamos hacer. Para eso también necesitamos de la decisión de los gobierno provinciales, de Osvaldo (Jaldo), de Juan (Manzur), que siempre estuvieron a la par. Siempre nos preocupamos para que esto ocurra, que Tucumán se llene de viviendas para los que las necesitan y para que nosotros podamos mirarlos a los ojos y decirles que detrás de esto hay un Gobierno, que hay legisladores que trabajaron. Estas casas son para los tucumanos y tucumanas, disfrútenlas", concluyó Fernández.


Por su parte, Jaldo reconoció la alegría por las celebraciones del 9 de julio para festejar la Declaración de la Independencia y aseguró que “siempre digo que cuando viene un ministro, y fundamentalmente el Presidente, no vienen con las manos vacías. Solo tenemos palabras de agradecimiento para el Presidente, para el Jefe de Gabinete y para todos los ministros. No hay dudas que vamos a seguir trabajando codo a codo para buscar lo mejor para Tucumán y la Argentina”.


Mientras que, el Jefe de Gabinete, Juan Manzur, ponderó la entrega de la vivienda número 50 mil para la gestión nacional. “Esto representa un techo para una familia y la alegría enorme para todos. Estamos recorriendo con el Presidente el barrio, conversando con la gente. Esta entrega tiene que ver con lo que queremos para el país: grande, extenso, que nos incluya y de trabajo a todos”.


En una primera etapa, la Provincia entregó 1.161 viviendas correspondientes a los sectores A y B. Luego, durante la presidencia de Mauricio Macri, se paralizaron las entregas y la provincia no recibió ningún tipo de financiamiento para emprendimientos de viviendas por parte de esa gestión del gobierno nacional, dándose de baja los convenios suscriptos por Nación en el 2017. Esto afectó de manera sustancial el posterior proceso de recuperación de las viviendas y las adjudicaciones de los beneficiarios de las mismas.


A fines del año 2019, el Gobierno de la Provincia de Tucumán realizó una inversión de $105.000.000 (ciento cinco millones de pesos) para iniciar la reparación de las viviendas que no habían podido ser entregadas, y que se deterioraron durante el periodo 2015 - 2019. Dicha situación demandó un proceso que comprendió todo el año 2020, donde también se realizaron las obras de agua y cloacas, que finalizaron en diciembre del mencionado año, lo que permitió la reanudación de la entrega de viviendas.


Jorge Ferraresi, ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, expresó su beneplácito por la recuperación de las viviendas de Manantial Sur a partir de la decisión del Presidente y comentó "estas eran casas que estaban casi terminadas y hubo que invertir mucho más para ponerlas en valor. Pero esta es la Argentina con la que nos encontramos y por eso hablábamos con los vecinos para que nos digan que sentían y nos decían que dolor, dolor de tener algo en la palma de la mano y que no se dé. Pero esto también fue intencional de un gobierno (el de Macri) que quiso estigmatizar un tiempo en el que si se construían viviendas, dejó todo parado y aquí en Tucumán pasó mucho y para eso hacía falta la ley que nos permitió reconstruir todas estas viviendas que estaban paralizadas desde 2016. La Nación no entregaba los fondos, no tuvo mecanismos como para entregarles finalización a las obras. Nosotros lo pensamos y lo instrumentamos y hoy se hace posible esta entrega y con un esfuerzo grande del Gobierno Provincial".


La política nacional de vivienda y hábitat impulsada por el presidente Alberto Fernández; por el ministro de Desarrollo Territorial y Hábitat, Jorge Ferraresi; y por el por entonces gobernador, Juan Manzur, permitió que el Instituto Provincial de Vivienda y Desarrollo Urbano concretase, durante la pandemia, la entrega de 386 viviendas.


En la actualidad, con la implementación del programa “Reconstruir”, se avanza en el proceso de recuperación de 952 viviendas, el cual se dio inicio en junio e involucra a un total de 15 empresas constructoras, generando mano de obra genuina a 2.800 trabajadoras y trabajadores de la construcción.


Estas viviendas restantes implican una solución habitacional para 4.700 tucumanas y tucumanos. Sumado esto, a la reactivación en la compra de materiales, generando un fuerte impacto económico que fortalece el trabajo de las empresas locales, potenciando también el desarrollo de las Pymes familiares.

0 comentarios
300x250---Casa-Propia.gif