San Martín cerquita de la punta

De Muner celebró la victoria y pidió máxima atención.


El duelo contra Atlanta era crucial para San Martín. Esta vez, con todos los resultados de la fecha ya puestos, necesitaba sí o sí de una victoria que le permitiera seguir peleando los primeros puestos. Esta vez, a diferencia de los juegos contra Quilmes y Alvarado en los que un triunfo lo habría catapultado a la cima de la zona A, no falló.


Los tres puntos no le sirvieron para mirar a todos desde arriba, pero no son menos trascendentales. “Era un partido muy importante porque o nos metíamos en el pelotón de arriba o perseguíamos a ese pelotón”, sentenció Pablo De Muner, minutos después del contundente 3-0 sobre el “Bohemio”.


San Martín cortó la racha sin victorias con un triunfo sin atenuantes. Sus jugadores demostraron que no quieren bajarse de la pelea y que lucharán con todas sus armas para llegar a las últimas fechas con chances concretas de pelear por el primer objetivo.


“Fue un triunfo justo porque demostramos mucha solidez, mucha intensidad, mucha agresividad, mucha atención y muchas ganas de ganar”, dijo el DT resaltando que nunca había perdido la confianza en sus pupilos, ni aún cuando los goles no aparecían y los puntos importantes quedaban en el camino. “Nunca tuve dudas. Sí sabía que teníamos cosas para mejorar y para ajustar. Pero mientras otros miraban lo negativo, yo trataba de mirar todo lo bueno que el equipo hacía. Tenemos mucha mesura, es un grupo que se brinda y que intenta mejorar siempre. Estoy contento porque, además, tiene grandes líderes”.


Luego de un arranque algo dubitativo, los dos goles que llegaron en un abrir y cerrar de ojos soltaron a un equipo que terminó mostrando sus mejores armas. Además, De Muner celebró que la táctica y la estrategia sirvieron a la perfección.


El cambio de esquema le posibilitó tener más presencia en el área rival y la intención de presionar la salida de Atlanta, conociendo cómo plantea los partidos, le posibilitó conseguir dos goles. “Sabíamos que ellos intentan salir jugando desde el fondo. Por eso, apuntamos a presionar al volante central por la espalda. Así llegó el primer gol y también el tercero. Además, convertimos uno de pelota parada; justo que en la semana habíamos hablado con los muchachos sobre la importancia que tiene esa vía en esta categoría. Estamos contentos, conformes; hay que disfrutar de este momento y a la vez valorarlo”, aseguró.


De Muner celebra que su equipo haya recuperado el poder de fuego, pero pide calma y extrema atención; sobre todo en la recta final del campeonato.

0 comentarios
300x250---Garantizamos-la-Tarifa-Social-1.gif