Los galanes de Buffy respaldaron a Charisma Carpenter en sus acusaciones contra Joss Whedon

Dos décadas después de haber personificado a Cornelia Chase la cazavampiros, primero en Buffy y luego en Angel, Charisma Carpenter denunció mediáticamente al creador de las series, Joss Whedon, de acoso y abuso psicológico.


Su denuncia fue refrendada primero por sus compañeras, Michelle Trachtenberg y Amber Benson, y luego se sumaron las voces de los dos galanes de la serie.


David Boreanaz, el actor que interpretó a Angel en las dos series, eligió el hilo de su excompañera en Twitter para solidarizarse. “Estoy aquí para escucharte y apoyarte. Estoy orgulloso de tu fortaleza”, escribió.


Carpenter le agradeció su apoyo público y reveló que el actor ya se había comunicado con ella por privado, ni bien publicó el comunicado en el que daba cuenta de los abusos de los que había sido víctima en los sets de las series creadas por Whedon.


James Marsters, en tanto, eligió su propia cuenta de Twitter para referirse al tema. Con un mensaje bastante similar al que vertió la protagonista de Buffy, la cazavampiros, el actor que personificó al malvado y redimido Spike, expresó: “Si bien siempre me sentiré honrado de haber interpretado al personaje de Spike, el equipo de Buffy no estuvo exento de retos”.


Y continuó: “No apoyo el abuso de ningún tipo, y estoy desconsolado por haberme enterado de las experiencias de algunos miembros del elenco. Envío mi amor y apoyo a todos los involucrados”.


Sarah Michelle Gellar había elegido referirse al tema con un tono parecido. En su cuenta de Instagram, la actriz compartió un texto que expresaba: “Si bien estoy orgullosa de que mi nombre esté asociado con Buffy Summers, no quiero que se me asocie para siempre con el nombre de Joss Whedon. Estoy más concentrada en criar a mi familia y sobrevivir a una pandemia en la actualidad, así que no haré más declaraciones en este momento. Pero quiero que quede claro que estoy con todos los sobrevivientes de abuso y estoy orgullosa de ellos por hablar”.


Quien no se anduvo con medias tintas y se atrevió a hablar de su propia experiencia dentro del set de Buffy fue la más pequeña del elenco, Michelle Trachtenberg, la actriz que interpretaba a la adolescente Dawn. “A mis 35 años soy lo suficientemente valiente para repostear esto porque es lo que se debe hacer, se deben saber las cosas”, comenzó escribiendo, refiriéndose al el texto de Gellar.



Yo era una adolescente y él tenía un comportamiento inadecuado, muy inadecuado. Así que ahora la gente sabe lo que hizo Joss. Él último comentario que haré al respecto es que había una regla que decía que él no tenía permitido estar en una habitación a solas con Michelle nunca más”, reveló.


Su colega Amber Benson (Tara Maclay) también fue contundente en su relato. Desde su cuenta de Twitter, no dudó en respaldar a Carpenter y ratificar sus dichos.


Buffy tenía un ambiente tóxico, y eso era fomentado desde arriba”, escribió Benson, de 44 años. “Charisma dice la verdad y la apoyo al cien por ciento. Nos hicieron mucho daño durante ese tiempo, y muchos de nosotros todavía lo estamos procesando más de veinte años después”, indicó.


Carpenter se atrevió a contar su historia luego de que Ray Fisher, el intérprete de Cyborg en Liga de la Justicia, denunciara que tanto él como otros compañeros fueron maltratados por Whedon en el set de la malograda película que reunió a los héroes de DC. Justamente, esa acusación -que contó con el apoyo explícito de Jason Momoa, el actor que se puso en la piel de Aquaman-, disparó una investigación dentro de Warner que contó con el testimonio de Carpenter, entre otros actores y técnicos que trabajaron junto Whedon.

0 comentarios
300x250---Equipamiento-Médico.gif