Julieta Prandi se descargó luego de un fallo a favor de su ex

La modelo se refirió al violento hecho que vivió con el padre de sus hijos días atrás y el pedido que ella le hizo a un juez de menores.


Cansada de los violentos comportamientos de Claudio Contardi (52), su ex, Julieta Prandi (39) recurrió a la Justicia una vez más para proteger a sus hijos, Mateo (9) y Rocco (4), pero la respuesta que recibió de parte de un juez de menores no era la que esperaba y ella explotó indignada en los medios.


En detalle, la modelo solicitó al juzgado correspondiente que interrumpa el régimen de comunicación vigente entre el padre de sus hijos y estos últimos hasta una próxima audiencia en la que los chicos sean escuchados por un juez.


"Hay violencia familiar, de menores y mucho maltrato. Yo no voy a soportar que mis hijos estén en esa situación", aseguró Prandi, este fin de semana, en una nota para Implacables (El Nueve, sábados y domingos a las 19).

Y agregó: "Lo único que pedí es que suspendan el régimen de comunicación hasta una próxima audiencia y que los menores sean escuchados. No pasa nada. Espero que este fin de semana no tengamos novedades y sean desagradables. La Justicia no me defiende. Si no defiendo yo a mis hijos no me defiende nadie".


En detalle, Prandi dijo que está "pasada de revoluciones y preocupadísima". Es que, al ser consultada sobre el último contacto que Contardi tuvo con sus hijos, cuando los dejó abandonados en la puerta de su casa mientras ella estaba al aire de Sarasa (La 100, lunes a viernes a las 14), la platinada aseguró: "Está todo peor".


Entonces, ella contó que después de la denuncia que hizo por "abandono" en la puerta de su hogar, le pidió al juez que interrumpa el régimen de comunicación hasta una nueva audiencia en donde les pregunten a los menores qué les pasó y cuál es el deseo de ellos.


"Estuve 48 hs. esperando la resolución del juez que debería haber sido de caracter urgente y me desperté con la resolución negativa. No interrumpió el régimen de comunicación hasta el miércoles próximo que tengamos audiencia con lo cual él podría buscar a mis hijos por mi casa o el colegio", siguió diciendo.


Y agregó: "Los chicos se enteraron y Mateo no quiere saber nada con ir con el padre, se largó a llorar, los tengo conmigo, pero nada quita que venga a la puerta de mi casa, me cague a trompadas y me saque a los chicos, porque el juez y la Justicia lo están avalando".


"No sé qué más tiene que pasar, si yo no fuese famosa, no tuviese una cámara, un micrófono, y no tuviese a Ana Rosenfeld que hace visible mi caso, yo podría estar muerta. Entonces ante estas situaciones de violencia pedí que interrumpan el régimen para encontrar una forma más segura de que mis hijos estén y me lo niegan", añadió.


Además, Julieta dijo que no va a forzar a sus hijos contra su voluntad de no ver al padre. "Si ellos tienen miedo y no quieren ir con su papá no los voy a entregar y que me denuncien", aseguró desafiante.


"Es una situación extrema, de un grado de violencia absoluto y de una negligencia gravísima... Estamos hartas de ver en televisión la cantidad de mujeres que, la que se salva, aparece toda golpeada... Yo fui amenazada de muerte para irme de mi casa, pasé todo tipo de violencia, y mis hijos fueron testigos... El año pasado hubo otra denuncia de violencia familiar porque algo muy grave le pasó a uno de mis dos hijos en esa casa entonces yo ya me cansé de denunciar y que miren para otro lado", indicó.


Al final de la entrevista, la conductora elogió a su pareja, Emanuel Ortega (43), quien la acompaña en este difícil momento. "Él es de fierro, es mi pareja, una excelente persona además de adorar a mis hijos... esta situación es muy difícil para mí, estoy pasando unos estados de nerviosismo, ansiedad y angustia que no se los deseo a nadie. Es muy feo, no puedo ni dormir", concluyó.

0 comentarios