Cuevas tuvo la revancha que buscaba

El jugador mostró cosas interesantes y espera volver pronto.


Tan sólo 41 minutos le bastaron a Emanuel Cuevas para transformarse en una pieza clave en el triunfo que San Martín se trajo de la casa de Chacarita, y para pedir a gritos una nueva oportunidad.


Su ingreso, en el inicio del complemento cuando reemplazó a Leandro Vella, fue determinante. Con su explosión característica, perforó la banda “funebrera” y aportó dos definiciones estupendas para sellar el festejo. “El triunfo, en parte, nos lo dio él. Lo felicité, porque hoy lo que merece es elogios. Me quiero quedar con lo bueno más allá de que su expulsión no nos ayuda, pero esta vez Cuevas fue gran parte de nuestro triunfo”, aseguró Pablo De Muner luego del éxito en Buenos Aires.


Cuevas hasta aquí no había podido lograr la continuidad que había llegado a buscar. De hecho, hasta el domingo sólo había disputado 265 minutos repartidos en seis juegos y su último partido había sido contra Almirante Brown, por la fecha 7, en el debut de De Muner. A partir de ahí, por algunas decisiones tácticas y una sanción disciplinaria, estuvo ausente durante la levantada del equipo. “Por ahí masticó mucha bronca y un poco este rendimiento fue gracias a eso, a su trabajo y a seguir insistiendo”, opinó el DT.


“Estoy contento por el triunfo; por mis compañeros y por mí. Hacía mucho que no jugaba; me tocó en esta oportunidad y pude marcar dos goles. Lamentablemente después cometí un error”, dijo el volante en alusión a la expulsión dos minutos después de haber convertido su segundo gol.


Emanuel, que se había sacado la camiseta durante el primer festejo (lo que le valió la primera amarilla), fue a disputar una pelota con Alexis Vega y tras cometer una falta, mantuvo un altercado. El árbitro no dudó, le sacó la segunda amarilla y le indicó el camino del vestuario. “Lamentablemente cometí un error. Hacía tiempo que no venía jugando y me quería sacar la ‘mufa’, por eso me quité la camiseta. Después no pensé, fui un boludo (sic). Pero bueno, de los errores también se aprende. Cometí un error, tengo que levantar cabeza y seguir trabajando para volver cuanto antes”, remató, dejando en claro que lo único que le importa es San Martín, su equipo y la producción grupal. “Era importante ganar y lo conseguimos en una cancha complicada. Ya está, ahora debo pensar en cumplir la suspensión y volver”.


Más allá de que no podrá contar con él en el duelo contra Nueva Chicago, De Muner está feliz con su nivel. Cuevas le aporta una solución más en una zona del terreno en la que no abundan las variantes. Por eso, la producción en Villa Maipú puede llegar a ser la carta con la que el ex San Jorge gane más protagonismo en La Ciudadela. “No tenemos muchas variantes. Creo que se ganó un lugar, más allá de la expulsión. Pasó un mal momento y hoy está de nuevo”, sentenció De Muner.


“Quiero ser importante”, agregó Cuevas, ese que pese a la roja tuvo su revancha el último domingo y ahora está listo para ir en busca de más.

0 comentarios