Una persecución policial terminó con seis motos recuperadas

Todo comenzó en barrio 11 de Enero. Cuatro de las motos tenían pedido de secuestro por robo.


Un joven integrante de una peligrosa banda, fue aprehendido luego de una persecución,que comenzó en calle Esteban Echeverria, barrio 11 de Enero y finalizó en calle Lucio Victor Mansilla en un asentamiento donde había seis motos robadas.


El Personal de la División Robos y Hurtos, perteneciente a la Dirección General de Investigaciones, realizaban recorridos preventivos por la zona cuando observaron al joven que escapó en una moto que era robada. Durante el procedimiento secuestraron en total siete motos y un teléfono celular.

Cuatro de los vehículos encontrados tenían pedidos de secuestro porque habían sido robados entre el 27 de febrero y el 3 de marzo, en zona norte y sur de la Capital, Yerba y Cebil Redondo. En cuanto a las restantes no se descartan que también sean robadas, porque no tienen patentes ni llaves. Los investigadores confirmaron que el aprehendido forma parte de una peligrosa banda dedicada a robar motos y pedir rescates por las mismas.


“Estos vehículos son de bajas y altas cilindradas que tienen un costo variado en el mercado, que van de los $80.000 a los $300.000 . Por eso dimos intervención a la Justicia desde donde dispusieron el secuestró de las motos y el teléfono celular”, explicó el Comisario Principal Ariel Galván, Jefe de la División Rubos y Hurtos


Galván trabajó en conjunto con el segundo Jefe, Subcomisario Gabriel Heredia quienes destacaron la importancia de los recorridos preventivos que realiza el personal de la Dirección de Investigaciones, a cargo del Comisario Jorge Dib.

Desde la Unidad Fiscal de Robos y Hurtos de la Primera Nominación, dispusieron el secuestro de todos los rodados y la aprehensión del joven. La investigación continua para dar con los otros integrantes de la peligrosa banda.

0 comentarios