Un pueblo italiano vende casas a menos de un euro

Por 0,83 céntimos se puede adquirir una casa en Castropignano, en el corazón de los Apeninos, a escasos 230 kilómetros de Roma


El alcalde de la localidad, Nicola Scapillati, quiere evitar el deterioro de un pueblo donde apenas quedan 900 residentes; la mayoría (el 60%) superan los 70 años. Muchas casas están abandonadas y se ha pedido a los ciudadanos que las entreguen o las reconstruyan. La mayoría ha optado por dárselas al consistorio y que este se encargue de la demolición.

Sin embargo, el ayuntamiento de Castropignano tiene otro plan: recuperar todas las viviendas y darle una segunda vida al pueblo. Para ello, ofrece las casas a la venta por el módico precio de un dólar (0,83 céntimos de euro). Toda una ganga, pero hay letra pequeña. Los compradores deben renovar la propiedad en un plazo de tres años a partir de la compra y dejar una garantía de 2.000 euros, que serán devueltos al finalizar los trabajos.


Además, el alcalde ha pedido que los compradores le escriban personalmente por mail y le cuenten sus proyectos y necesidades, para poder buscarles la casa que mejor se adapte. "No quiero que mi ciudad se invada por una estampida de especulación urbanística", ha asegurado Scapillati a la CNN.

Sus reclamos

Castropignano, ubicado en la zona de Molise, lo tiene todo para convertirse en un gran centro turístico. Las casas que se venden están construidas con las piedras de un castillo medieval que se derribó en la Segunda Guerra Mundial. Tiene reclamos históricos muy importantes. Está construido en un asentamiento samnita, un antiguo pueblo itálico que luchó contra la invasión romana.

El que busque soledad encontrará descanso en un pueblo rodeado de vegetación, en plenos Apeninos, pero muy bien conectado. Se pueden hacer excursiones en el día a Roma o a Nápoles, ir a las playas de la costa adriática o practicar deporte en la estación de esquí Campitello Maltese.

Según el alcalde, la mayoría de los edificios se encuentran en un estado aceptable y no necesitan una gran inversión. Podrían renovarse por entre 35.000 y 48.000 euros. Además, Italia ofrece rebajas fiscales en la zona al realizar trabajos ecológicos o antisísmicos.

0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo