Un pueblito italiano busca nuevos vecinos

Tiene 115 residentes y necesitan renovar la población para evitar convertirse en un pueblo fantasma. Pagarán hasta 8.000 euros anuales.


En distintos pueblos de Europa ocurre la misma situación: necesitan renovar la población para evitar convertirse en lugares fantasmas. En este caso, se trata de un idílico pueblo medieval amurallado llamado Santo Stefano di Sessaniy, que está ubicada en Abruzzo, región de Italia en los montes Apeninos, que ofrece un sueldo anual a las personas que quieran mudarse y comenzar un negocio.


La aldea tiene 115 residentes, de los cuales la mitad son jubilados y una veintena tiene menos de 13 años de edad. Santavicca indica que, en realidad, durante el año los vecinos se reducen a 70 personas.


La ciudad de Abruzzo ya es conocido por haber lanzado hace varios años la iniciativa hotelera generalizada, que se ha hecho conocida en Italia y en el extranjero que, especialmente durante los fines de semana, anima turistas los hermosos callejones. Pero no fue suficiente. Entre los requisitos para presentar una solicitud figuran ser residente italiano -o poder llegar a serlo-, tener menos de 40 años de edad y estar dispuesto a instalarse por un mínimo de cinco años.

“La situación actual no permite contar con el capital humano necesario para un desarrollo sostenible y duradero del territorio”, explica a CNN Fabio Santavicca, el alcalde del pueblo, así que por ello ha decidido atraer a nuevos pobladores “que puedan lanzarse a actividades acordes con los objetivos de desarrollo del Municipio”. El proyecto prevé la concesión de una subvención mensual durante tres años hasta un máximo de 8 mil euros anuales, la dotación de una vivienda en alquiler simbólico y una subvención, hasta un máximo de 20 miles de euros, únicos, para la puesta en marcha del negocio. La propuesta está dirigida a todos los ciudadanos italianos o de la UE no residentes o ciudadanos de terceros países, mayores de edad entre 18 y 40 años que tengan la intención de trasladar su residencia por un período mínimo de 5 años al Municipio de Santo Stefano di Sessanio e iniciar una actividad empresarial entre los identificados como prioritarios por el Municipio: guías (turísticos, deportivos / cultural), informantes, limpiadores, mantenedores; comerciantes de droguerías; recuperación y comercialización de productos alimenticios típicos de la zona y su comercialización.


“Ofrecemos un ambiente de tranquilidad donde es posible tener tiempo libre. Los paisajes son increíbles y el aire siempre es limpio y fresco”, dijo el alcalde sobre el pueblo, a dos horas de distancia de Roma y a 90 minutos de la playa del mar Adriático.


Hasta el momento, desde que se abrió la inscripción el 15 de octubre, ya completaron la solicitud unas 1.500 personas, aunque la idea del pueblo es recibir a solo unos 10 nuevos habitantes o 5 parejas. Santavicca señaló que esperan un crecimiento gradual.


Los detalles completos y el formulario de solicitud se encuentran en el sitio web del lugar. La fecha límite de inscripción es el 15 de noviembre.

Covid-D-200x200.gif