River le ganó a Liga de Quito y terminó líder del grupo

El Millonario fue contundente y se impuso por 3 a 0 en Avellaneda con goles de Borré, Álvarez y Carrascal. No habrá superclásico en octavos.


River Plate cumplió esta noche su objetivo de terminar en la primera posición de su grupo en la Copa Libertadores. Lo hizo con un triunfo por 3-0 ante Liga Deportiva Universitaria de Quito, rival al que envió a la segunda posición.


El equipo de Marcelo Gallardo no lució en el estadio Libertadores de América. De hecho, principalmente en el primer capítulo, el conjunto ecuatoriano fue un rival duro, que comprometió en varias ocasiones a Franco Armani, uno de los mejores hombres de la noche para el conjunto Millonario.


Una ráfaga de seis minutos en el segundo tiempo le bastó a River para romper el partido, pero sin embargo la de hoy no estuvo entre sus mejores noches, pese a lo abultada y exagerada que resultó la placa final.


Fue un primer tiempo parejo en Avellaneda, quizás más de lo que imaginó River y tal como lo ideó Liga de Quito. El conjunto de Gallardo estuvo incómodo, dubitativo en el traslado, impreciso en las conexiones e ineficaz en el arco contrario.


El juego del rival, prolijo y paciente, dificultó la habitual presión del equipo argentino, que generalmente llegó a destiempo cuando intentó intervenir los avances ecuatorianos.


Pedro Perlaza, hasta que se diluyó al llegar a la media hora, fue una preocupación constante por el sector de Milton Casco. El manejo en el centro del campo de los argentinos Lucas Piovi y Lucas Villarruel fue otro factor importante para la postura de Liga de esperar al local lejos de su arco.


En ese contexto, River poco menos que padeció los primeros 31 minutos. Hasta ese momento, tuvo que apelar a las oportunas intervenciones de Armani para evitar la caída de su valla.


Inmediatamente después de la ocasión más clara de la visita, desactivada por el arquero del seleccionado argentino, llegó la primera clara del Millonario. Suárez acertó al travesaño después de una buena acción personal por la izquierda.


El cordobés se apuró, unos minutos más tarde, después de encontrar por primera vez un hueco favorable detrás de la última línea ecuatoriana. Suárez recortó y se perfiló para su pierna izquierda, pero definió demasiado desviado.


En los pies de Rafael Borré, en la recta final de la primera etapa, tuvo River el primero. El colombiano se acomodó con clase tras una buena cesión de Suárez, pero remató por encima del arco de Adrián Gabbarini.


Como para dar señales de que todavía estaba en partido, Liga volvió a llegar antes del cierre de la primera etapa. Los de Núñez se salvaron porque José Quintero no supo resolver.


La salida de Ignacio Fernández en el entretiempo (sufrió un golpe en el primer capítulo) hizo pensar en un problema para el local. Pero el ingreso de Santiago Sosa, al cabo, fue positivo. El joven mediocampista probó a Gabbarini al minuto de juego. Y a los 8, tras una mala salida del arquero, devolvió al centro del área chica un córner desde la izquierda para que Borré, en una posición polémica, estableciera el 1-0.


El conjunto ecuatoriano pareció sentir el impacto. Apenas reanudó el juego, casi sufre el segundo gol en contra. Álvarez se escapó y su remate, defectuoso, desacomodó al ex arquero de Independiente y rebotó en el palo izquierdo.


A los 14 llegó otro de los pocos momentos de inspiración de River en el partido. Borré habilitó con una hermosa cesión de cachetada, entre líneas, Álvarez y el juvenil ratificó su condición de goleador de su equipo en la Copa Libertadores con una excelente definición.


Desde el banco de suplentes llegó el 3-0 para el Millonario, un resultado algo exagerado tomando en cuenta el desarrollo del juego. Un minuto después de ingresar, Lucas Pratto habilitó rápido a Jorge Carrascal y el colombiano definió abajo, ante la salida de Gabbarini.

Con el triunfo, River terminó con 13 puntos, uno más que Liga de Quito, los dos conjuntos que avanzaron por el Grupo D a los octavos de final.


San Pablo y Binacional quedaron eliminados. En su despedida del certamen, antes de pasar a jugar la Copa Sudamericana, el conjunto paulista goleó al peruano como local por 5-1.

Covid-D-200x200.gif