River-Banfield, postergado hasta el martes



En el fútbol argentino, todo es tan volátil que resulta perfectamente posible que River haya estado a 24 horas de su debut en la Copa de Liga Profesional sin saber en qué cancha iba a jugar. El club de Núñez pretendía recibir esta a Banfield en el River Camp, su predio de entrenamiento en Ezeiza, pero desde la Liga (LPF) le contestaron ayer al mediodía que eso no era posible por reglamento y le dieron un plazo de siete horas para conseguir un estadio. River calificó de “materialmente imposible” el pedido a través de un comunicado, en el que además solicitó la intervención de AFA para dirimir el conflicto. Finalmente, la LPF decidió reprogramar el choque para el martes a las 21, aunque exigiéndole a River que hoy mismo consiga un estadio y ratificando que no se podrán jugar partidos oficiales en predio de entrenamiento.


El conflicto surgió porque el reglamento del torneo establece que los estadios deben contemplar un mínimo de capacidad de espectadores, algo que River considera innecesario para un partido que se juega a puertas cerradas, además de enfatizar que el River Camp cumple con todas las facilidades necesarias para alojar un partido.

0 vistas
Covid-D-200x200.gif