300x600.jpg

Realizaron simulacro de vacunación contra Covid-19 en el hospital Eva Perón

El objetivo es prever el escenario que se sucederá con la inminente llegada a la provincia de las dosis de la inmunización contra Covid-19.


La ministra de Salud Pública, Rossana Chahla, destacó que “esto es fundamental para brindar seguridad y tranquilidad a todo el equipo de salud. Es una manera de continuar capacitando a nuestro personal que asistirá en los nodos y a la vez a la gente, para que vaya conociendo cómo se desarrollarán estos operativos”, dijo.

Cada uno de los 100 nodos de vacunación contará a su vez con varios núcleos de inmunización- se proyectan alrededor de 500- en los que se contará con agentes socio-sanitarios, personal de enfermería y de logística. La cantidad de núcleos establecidos por nodo dependerá de la cantidad de gente destinada a vacunar en ellos.

Respecto a los pasos que sigue cada vacuna antes de poder ser aplicada a determinada población, la funcionaria explicó que toda inmunización es colocada en etapas a las diferentes franjas etarias destinatarias de la misma y comentó que durante la jornada se realizará una reunión con referentes de inmunizaciones de todo el país para precisar datos respecto a la inminente campaña.

En lo que atañe a la prevención y el estado actual de la curva de casos Chahla enfatizó que es necesario evitar que la gente que retorna a la provincia y se dirigirá a distintos lugares del interior de la provincia se reúna con muchas personas, porque esto puede afectar la circulación viral de lugares que hasta el momento no la tenían o la presentaban en baja frecuencia.

“Necesitamos que toda la población cumpla las recomendaciones sobre todo ahora que estamos cercanos a las fiestas de fin de año: el uso correcto del barbijo, lavado de manos, distanciamiento social, mantener la burbuja familiar y evitar las reuniones de muchas personas para resguardar a las personas más vulnerables. Más que nunca tenemos que informarnos acerca de lo que pasa en el mundo con la segunda ola de Covid-19 y tomar conciencia, además de evitar el uso de pirotecnia y del alcohol al volante para descomprimir los hospitales y cuidar la vida” reflexionó.

El jefe de Inmunizaciones del Siprosa, Ricardo Cortez, definió sobre el simulacro: "Esta iniciativa es importante para analizar todo el proceso y las dificultades que pueden tener lugar. Las acciones que se están llevando a cabo nos dejan enseñanzas sobre lo que hay que mejorar para buscar un modelo de excelencia en el que los nodos de toda la provincia funcionen", dijo Cortez, en tanto destacó que la meta primordial es garantizar una vacunación dinámica, masiva y que pueda efectuarse lo antes posible.

Siguiendo esta línea el referente destacó que se deberán aplicar dos dosis, una primera y a los 21 días una segunda, con el anhelo de impactar en la enfermedad o en la disminución de hospitalizaciones y fallecimientos, ya que esta vacunación está destinada en primera instancia para los grupos de riesgo.

Sobre la logística Cortez refirió que se contará con personas que, cuando los destinatarios de la vacuna ingresen al predio, les solicitarán su DNI como requisito indispensable, controlarán la temperatura y que pertenezcan al grupo de riesgo que se inmunizará.

"Luego de recibirlos, podrán esperar sentados con el distanciamiento correspondiente. Posteriormente se les dará ingreso a admisión, serán identificados en el padrón y continuarán hacia el núcleo de vacunación dónde un agente sanitario realizará una serie de preguntas para evaluar si hay alguna condición que no permita la vacunación, para que luego sean registrados en un sistema de carga y notificación simultánea nacional y provincial de la vacuna aplicada", contó.

Se explicará a cada persona vacunada que debe regresar a colocarse la segunda dosis a los 21 días, posibles efectos adversos, deberán esperar en el lugar 30 minutos y se les entregará el carnet firmado con todos los datos, donde figurará también la fecha de retorno.

"La población es informada, atendida, vacunada y captada para la segunda dosis dentro de un ámbito de contención y de respuesta a todo lo que pueda suceder ante una situación que no se esperaba. Esto define el modelo a seguir en toda la provincia", sostuvo.

Por su parte el director de Tecnología Médica del Siprosa, Luis Rocha, hizo hincapié en la importancia del control de la cadena de frío en la inmunización contra Covid-19 desde el momento que llega al almacenamiento en el Banco de Vacunas, con su consecuente monitoreo en los camiones térmicos para su correspondiente traslado.

"Ya realizamos la primera simulación de 4 nodos de los 100 que habrá en la provincia para ver cómo evoluciona la cadena de frío. De esa manera en paralelo con la temperatura que muestra cada freezer de 400 litros, se controla toda la información por telemetría y se observa la evolución de la temperatura, que dispara un sistema de alarma en caso de alguna dificultad”, detalló.

La alarma se puede disparar tanto por una falla de temperatura, como por un problema de conectividad y en el caso de incidentes se garantizará la reposición inmediata de freezer y conservadoras por backup. “Estamos censando a través de un tablero de mando lo que acontece en cada nodo y hasta el momento todo ha resultado positivo con la validación que permita asegurar no solo los freezers sino las conservadoras que se utilizarán para el traslado, para que no tengan pérdida de temperatura y garanticen los menos 20 grados correspondientes", agregó.

El secretario Ejecutivo Médico del Siprosa, Luis Medina Ruiz, definió como exitoso el simulacro practicado: "Cuando las personas lleguen a los nodos de atención pasarán por distintas situaciones, por eso en esta acción simulamos el caso de una persona que se descompone, de una que no estaba empadronada, de otra que presentaba síntomas y todo eso se puso en la práctica para ver cuánto tiempo lleva resolverlo, cuáles son las dificultades y pudimos ver que todo estaba dentro de lo previsto".

En lo que respecta a reuniones sociales, fiestas clandestinas y concentraciones de gente en la provincia, Medina Ruiz lamentó que pese a los múltiples llamados que Salud emite hacia la ciudadanía acerca de la importancia del cumplimiento de las recomendaciones estas cosas sigan sucediendo: "Gracias a quienes cumplen no estuvimos en una situación peor, pero la gente que no lo hace debe entender que carga con la responsabilidad de que su familia o ellos mismos puedan contagiarse y contraer cuadros graves, por eso volvemos a insistir sobre el cumplimiento de los protocolos, es fácil contagiarse así que debemos seguir cuidándonos".

Las flexibilizaciones que la provincia contempló acerca del ingreso de personas al territorio y el desarrollo de múltiples actividades comerciales demandan de una extrema atención por parte del sistema sanitario para que no se modifique la curva epidémica en Tucumán, afirmó el funcionario.