Motín e incendio en la comisaría 9ª por traslados y un televisor

Había 24 presos albergados en dos celdas. Los cuarteleros lograron sofocar el fuego antes de que la situación pasara a mayores.


24 presos que están alojados en la seccional 9ª, al sur de la capital, prendieron fuego en la madrugada de ayer un colchón a modo de protesta. La rápida reacción de los carceleros evitó que el incendio se propagara. Cuando la situación se normalizó, uno de los prisioneros señaló las razones por las que habían iniciado el fuego.


Según se informó, el destacamento ubicado en barrio Diza, en la esquina de Democracia y Ayacucho, cuenta con dos celdas. En uno de los arrestos albergaba a 15 detenidos y en el otro, que está enfrentado, a 9. El colchón en llamas fue arrojado al pasillo que separa ambos calabozos. Viendo lo que ocurría, el cuartelero de turno dio aviso a sus superiores de lo que pasaba y pudo sofocar el incendio con baldes de agua. Los Bomberos, la división Infantería y el servicio de emergencias 107 se trasladó hasta esa comisaría para constatar que no hubiera heridos ni que la situación pasara a mayores.


Los médicos, según el informe policial, no encontraron lesiones que ameritaran el traslado de alguien a un nosocomio. A su vez, uno de los detenidos habló en nombre de sus compañeros y habría explicado que la protesta se desencadenó porque exigían que se trasladara al penal de Villa Urquiza a los presos condenados, como está previsto por la ley. También reclamaban que se les permitiera recibir visitas dos veces por semana y que les permitieran tener un televisor.


La repartición notificó de la situación a sus superiores policiales y pidió intervención a la Fiscalía de Delitos Complejos.

0 comentarios