300x600.jpg

Lanús eliminó a Independiente y sacó boleto a semifinales

El Granate venció por 3 a 1 al Rojo como visitante para meterse entre los cuatro mejores de la Copa Sudamericana.


Después del empate en cero de la ida, Lanús venció hoy 3-1 a Independiente en Avellaneda, y clasificó a semifinales de la Copa Sudamericana, donde lo espera Vélez.


Tomás Belmonte, José Sand y Nicolás Orsini le dieron el contundente triunfo al granate, que ahora se medirá con otro viejo conocido, Vélez Sarsfield, lo que garantiza un representante de nuestro país en la final. Andrés Roa descontó en el final para el Rojo.


Estaba tranquilo el partido, hasta que la visita, en un abrir y cerrar de ojos, sacó dos de ventaja.


A los 14 minutos, Pablo Hernández quiso salir con un caño en su área, Alexandro Bernabei robó y Belmonte facturó con un formidable derechazo cruzado.


Dos minutos más tarde, Alexander Barboza salió hasta el lateral izquierdo, perdió y posibilitó un centro que derivó en rebote corto y gol de Sand, el eterno, quien no perdonó desde el punto del penal.


El local, obligado a la remontada, tuvo dos que no pudo aprovechar. A los 27, un disparo de Lucas Rodríguez se desvió y salió pegado al palo izquierdo. A los 34, Lautaro Morales contuvo en dos tiempos ante un intento de Alan Velasco.


Pero Lanús fue efectivo, demasiado para una defensa del Rojo que hacía agua. Tras un pelotazo largo, Alan Franco no se entendió con Barboza, no supo si rechazar o bajar la pelota y solo terminó regalándole el balón a Orsini, quien a los 43 definió por encima de Sebastián Sosa y puso el tercero del encuentro.


El equipo de Luis Zubeldía, mientras el dueño de casa iba como podía en busca del descuento, falló su primera oportunidad a los 11 del segundo período, cuando Bernabei la pinchó por sobre la salida de Sosa pero envió la pelota por encima del travesaño. Dos minutos más tarde, perdió la segunda, porque Sosa le ganó muy bien un mano a mano a Sand.


No pegaba una Independiente. A los 34, Federico Martínez fabricó una gran acción individual por derecha, definió con poco ángulo, el balón rebotó en Morales, en el primer palo, recorrió toda la línea y cuando Jonathan Menéndez la iba a empujar Matías Pérez la cubrió para evitar el gol.


Ningún cambio modificó el destino de los de Lucas Pusineri y Lanús se terminó imponiendo con holgada justicia gracias a su contundencia en la primera etapa. Solo quedó tiempo para que el ingresado Roa decorara el resultado con una buena definición a los 42 y luego se perdiera otra chance.