300x600.jpg

Gobierno anuncia nuevas restricciones: las provincias decidirán si las aplican

La última novedad es que serán las provincias las que decidirán si aplican o no el toque de queda sanitario.


Con un anuncio a cargo del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, el Gobierno confirmó nuevas medidas de restricción en busca de frenar el aumento de contagios de Covid-19. Entre ellas está la implementación de un toque de queda sanitario en horarios nocturnos, que cada provincia decidirá si lo aplica o no.


Esto a raíz de que jurisdicciones como Córdoba, Mendoza y la Ciudad de Buenos Aires, expresaron resistencias a la restricción.


Por su parte, el gobierno de la provincia de Santa Fe, informó que adherirá a los contenidos del decreto que publique la Nación, correspondientes a los límites a la circulación y, que este "será efectivo en el territorio provincial, a partir del día lunes 11 a las 0 horas". El mismo, será adecuado por la provincia de acuerdo a su contexto actual.


En la provincia de Buenos Aires quedó ratificada la temporada en los centros turísticos, principalmente de la Costa Atlántica. Sin embargo, aún no se informó si habrá toque de queda. Todo indica que no.


En tanto, ya los gobernadores de Chaco, La Pampa y Santiago del Estero anunciaron medidas.


En el primer caso, el gobierno de Jorge Capitanich anunció una “alarma sanitaria” entre las 0 y las 6 hasta el 21 de enero, salvo de jueves a domingos donde estará habilitado el funcionamiento de bares y restaurantes hasta las 2. Asimismo, “se establecerán puestos de controles en los puntos limítrofes de la provincia, así como en los ingresos de las localidades, a fin de generar un registro y seguimiento de las personas que circulen por la provincia.


Como medida especial, durante los días sábados y domingos no se permitirá la circulación entre localidades”, dijo un parte oficial.


En La Pampa, Sergio Ziliotto resolvió restringir a partir de hoy el horario para la circulación en toda la provincia, redujo la extensión horaria de las actividades gastronómicas y resolvió continuar con la suspensión de los encuentros sociales.


En una lógica similar, el gobierno santiagueño de Gerardo Zamora incorporó el PCR negativo como requisito para ingresar a la provincia. El test podrá realizarse de forma gratuita en el aeropuerto para quienes lleguen vía aérea.


Se espera que hoy se publique en el Boletín Oficial. No será un DNU sino que el texto oficial se plasmará en un decreto simple.


Luego del encuentro con gobernadores el miércoles, el presidente Alberto Fernández continuó ayer la ronda de consultas para ultimar los detalles de las nuevas medidas sanitarias. Con la restricción de circulación nocturna como principal iniciativa, se prevé que los protocolos comiencen a regir desde este sábado, aunque serán las provincias las que decidan si lo aplican o no.


Ni al Gobierno ni a las provincias les convence el término "toque de queda", pese a que todos se mostraron de acuerdo en que la circulación nocturna debe ser restringida para evitar la propagación del virus. De hecho, uno de los pedidos de los mandatarios provinciales en la videoconferencia del miércoles fue que sea Nación la que disponga la medida: nadie quiere pagar el costo político de la prohibición en una sociedad cansada de la cuarentena.


El cierre de la actividad nocturna era un hecho, pero ahora se verá qué provincias tomarán esa medida. Y es que en plena temporada turística el efecto de un toque de queda sería un duro golpe para el sector gastronómico. La franja que se evalúa es entre las 23 y las 6; podría ser más acotada.


Otro de los factores a tener en cuenta es que este viernes 8 de enero vence la restricción de ingreso de vuelos provenientes de Gran Bretaña y otros países europeos. En este sentido, la idea es mantener esta medida, sin inhabilitar el ingreso de argentinos y residentes por 15 días más. Por ahora no esta previsto el cierre del aeropuerto internacional de Ezeiza.


Entre las medidas que se abordan por estas horas también se discute la posibilidad de que se solicite un test PCR para el turismo interno para la cual analizan qué distritos están en condiciones de exigir el examen.


Sin embargo, debido a las dificultades para su aplicación, por ahora no está confirmada su implementación. En ese sentido, el Jefe de Gabinete anticipó que las medidas "no van a alterar la temporada" de verano.


En Casa Rosada no descartan medidas más duras en caso de que los casos positivos de coronavirus no bajen. La idea del Gobierno es dar un plazo de quince días a las nuevas restricciones, y evaluar el rumbo a seguir al cabo de dos semanas.