El Senado debate el futuro de Daniel Rafecas como Procurador

La Cámara alta avanzará este lunes en las negociaciones para modificar el reglamento y designar al procurador general con mayoría simple.


El Senado avanzará este lunes en el debate por la modificación de la Ley del Ministerio Público Fiscal con la presencia de tres expositores. A lo largo de las jornadas, un sector del oficialismo impulsará una modificación en el reglamento para designar al procurador general con mayoría simple, sin los dos tercios, una cifra a la que el Frente de Todos no llega sin un acuerdo con Juntos por el Cambio. En paralelo, la comisión bicameral de Seguimiento del Ministerio Público seguirá indagando en las distintas acusaciones que tiene el procurador interino Eduardo Casal por mal desempeño en el cargo público.


El presidente de la comisión de Justicia, el neuquino Oscar Parrilli (FdT), convocó para el próximo lunes a las 15 a una segunda videoconferencia a la que invitó a exponer a Alberto Binder, presidente del Instituto de Estudios Comparados en Ciencias Penales y Sociales (Inecip) y profesor de posgrado de Derecho Procesal Penal en la Universidad de Buenos Aires. En segundo lugar estará Maximiliano Rusconi, exfiscal general de la Procuración General de la Nación y abogado especialista en derecho penal y procesal penal. Mientras que el cierre estará a cargo de Daniel Ernetta, juez de la Corte Suprema de Justicia de la provincia de Santa Fe.


Juntos por el Cambio buscó hasta último momento frenar el avance del oficialismo en estos temas. En la última sesión votaron para quitar los tres proyectos sobre los que trabaja la comisión de Justicia para reformar la ley del Ministerio Público, pero el oficialismo impuso su mayoría. Estas iniciativas fueron presentadas por el radical Martín Lousteau y la neuquina, aliada de Juntos por el Cambio, Lucila Crexell. "Ya está, el pleno votó por no retirar esos proyectos. Vamos a ir a la comisión y hablaremos con el presidente para ver cómo organiza el debate", dijo una fuente de la oposición en la Cámara alta que insiste que "se agarran de esto para pisar a la Justicia y para eso quieren sacarse del medio a Casal".


Cerca de la titular del cuerpo, Cristina Fernández de Kirchner, impulsan que la modificación de la Ley del Ministerio Público Fiscal incluya al número para aprobar el pliego del jefe de los fiscales. Buscarán que no sean dos tercios, como es ahora, sino que alcance con una mayoría simple. "Vamos a esperar a tener una nueva ley para avanzar con el pliego del procurador", adelantó una fuente del oficialismo que sigue de cerca los temas de la agenda judicial. Para darle más sustento a esto esperarán el dictamen de la comisión de expertos que asesora al Gobierno en la reforma judicial.


Frente a este posible escenario, el candidato del Gobierno para procurador, Daniel Rafecas, ya dijo que renunciaría a su candidatura en caso de que cambie la regla para su designación. "Si se modifica esa exigencia (el aval de los dos tercios de la Cámara alta), yo no estaré dispuesto a asumir el cargo", dijo el actual juez federal. Pero estas declaraciones no generaron las mejores repercusiones en el entorno de la presidenta de la Cámara alta. "No sé quién eligió a Rafecas para condicionar al Senado, si no quiere asumir es un problema de él. No cayeron para nada bien esos dichos", remarcó a este diario un senador que alienta la modificación de la mayoría especial.


La oposición expone sus diferencias


Juntos por el Cambio no comienza la mejor semana desde que es oposición. Las declaraciones de Elisa Carrió para que los senadores aprueben el pliego de Rafecas para que sea procurador, el fuerte rechazo del interbloque que pronunció el cordobés Ernesto Martínez (PRO) a este pedido, el acercamiento de María Eugenia Vidal y Rodríguez Larreta a Lilita, que cada vez está más alejada del expresidente Mauricio Macri, muestran un escenario fragmentado en una coalición que se puso como primer objetivo "fortalecer la unidad".


Los senadores de la alianza opositora esperarán nuevas definiciones sobre su postura al pliego de Rafecas esta mañana. Las primeras declaraciones de Carrió sobre este tema sorprendieron a varios, ya que la líder de la Coalición Cívica no cuenta con representantes en el Senado. Pero el aval del sector que responde a Horacio Rodríguez Larreta también fue inesperado para varios de los senadores del PRO, el parido del jefe de Gobierno porteño, que ocupa ocho escaños en la Cámara alta.


"Nos reuniremos este lunes y veremos si hay una nueva postura de Juntos por el Cambio sobre el pliego de Rafecas", contó un senador del PRO, que dijo que los revuelos internos de la coalición opositora no generaron más que sorpresas en el espacio. El jefe del bloque del PRO, Humberto Schiavoni, se referencia con los halcones encabezados por Patricia Bullrich y Mauricio Macri. Pero el oficialismo negocia con Luis Naidenoff, que responde al gobernador de Jujuy Morales, que este sábado también tomó distancia del expresidente: "La actitud actual de Mauricio Macri no le hace bien al PRO ni a Juntos por el Cambio".


Desde que Alberto Fernández anunció que Rafecas era su candidato a la Procuración General, todo Juntos por el Cambio se encolumnó en el rechazo más firme, y así mantener a Eduardo Casal a pesar de las acusaciones por mal desempeño. Pero el revuelo interno que generaron las declaraciones de Carrió y la adhesión de Rodríguez Larreta abre una puerta para que la postura de la coalición opositora sea otra.

Covid-D-200x200.gif