El Presidente habló con la titular del FMI por la renegociación de los US$44.000 millones

Tras una extensa charla con la titular del FMI, Kristalina Giorgieva, Fernández afirmó que el país ordenará sus finanzas


El presidente Alberto Fernández mantuvo este miércoles por la mañana una "extensa charla" con la titular del Fondo Monetario Internacional (FMI), Kristalina Giorgieva, tras lo cual anunció que el país pondrá "en orden las cuentas con los organismos internacionales" a propósito del canje de la deuda externa que la Casa Rosada tiene pendiente con ese organismo internacional.

"Para lograr certezas hay que poner en orden las cuentas. Las cuentas con los organismos internacionales las pondremos en orden. Mi conversación con Kristalina Giorgieva me alienta a pensar que lo haremos con una lógica común, la de no postergar a la Argentina y no hacer sufrir a los que mucho han sufrido", sostuvo el Presidente durante un acto en la residencia de Olivos.

En ese sentido Fernández afirmó que la titular del FMI y él coincidieron en que "sin prisa, pero sin pausa"se comience a trabajar "para ordenar el desorden que heredamos del gobierno anterior y el Fondo", agregó en referencia a la deuda cuantiosa que Argentina deberá empezar a pagar en breve.


"Ahora, los empresarios van a poder acceder más fácil al crédito para seguir creciendo", lo cual "es un gran paso", expresó el mandatario.

Las declaraciones del Presidente se produjeron durante su participación remota en la inauguración de una nueva línea de fabricación de lavarropas en una planta industrial de Avellaneda, provincia de Buenos Aires.

Fue el marco elegido por Fernández para reforzar la idea de que "invertir, producir, crear trabajo y exportar es el modo en que la Argentina se va a poner de pie", y para señalar que la apertura de la línea de fabricación significa "inversiones que llegan, empresas que se mueven y empleos que se generan".

Voceros del Ministerio de Economía explicaron a minutouno.com que si bien se inicia un "programa de asistencia financiera, no significa que la Argentina pedirá más dinero al FMI sino que se trata de renegociar la deuda contraída en la gestión de Mauricio Macri y que debía cancelarse entre 2021 y 2023 un total de 44.000 millones de dólares.

"No se le está pidiendo nada. la renegociación será para reprogramar toda la deuda que contrajo Macri, de 44 mil millones de dólares", aseguraron a este portal voceros de Martín Guzmán.

0 vistas