El Diego será velado en la Casa Rosada

Los restos mortales del Diez serán velados en la Casa Rosada, confirmaron hoy fuentes oficiales.


Al conocerse la triste noticia, y en declaraciones a distintos medios de comunicación, el presidente Alberto Fernández había afirmado que ponía a disposición de la familia todos los recursos necesarios para la despedida del exfutbolista.


Desde las primeras horas de la tarde, pese a no existir aún confirmación oficial, en Casa Rosada comenzaron los preparativos para acondicionar los salones de la histórica sede del Gobierno Nacional, donde se hará el velatorio, probablemente mañana.


Los trabajadores de la sede del Gobierno ya desmontaron una estructura de pallets que sirven a las tareas de refacción que se desarrollan en buena parte de los salones desde hace varios meses.


Aunque restan detalles sobre cómo se organizará la despedida final a Diego Maradona en la Casa Rosada, Argentina encarará -en medio de la pandemia más letal del último siglo- un velatorio de dimensiones históricas que sólo encontrará comparación posible con las exequias de otras grandes figuras populares del país.


Esos grandes actos, marcados por el dolor y la congoja, sirvieron para que cientos de miles de personas, a través del tiempo, pudieran decirle adiós a figuras del deporte, de la cultura y de la política que habían sentido como propias y que se habían hecho querer.


Esa lista está compuesta mayoritariamente por varones políticos de la talla de Hipólito Yrigoyen, Juan Domingo Perón, Raúl Alfonsín y Néstor Kirchner, pero también se destacan tres cantantes, un boxeador y una mujer de la política: Mercedez Sosa, Carlos Gardel, Rodrigo Bueno y Eva Perón.


Más allá de las dimensiones que tendrá el velatorio, la despedida de Maradona tiene dimensiones épicas que trascenderán lo que se desarrolle en una capilla ardiente: es y será llorado como a los grandes ídolos populares, también en la intimidad de las casas, sea en Villa Fiorito, en Nápoles, o en cualquier lugar del mundo.

0 comentarios