Caso Leiva: piden la cesantía del fedatario que se desdijo

La petición de expulsión de Valladares ingresó a la Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán el 17 de septiembre.


Al cúmulo de conflictos que generó la denuncia penal interpuesta por el juez Enrique Pedicone contra el vocal Daniel Leiva hay que agregar un pedido de cesantía previo sumario administrativo para Fernando Valladares, el secretario judicial que desmintió el contenido de un acta clave. La petición de expulsión de Valladares ingresó a la Secretaría de Superintendencia de la Corte Suprema de Justicia de Tucumán el 17 de septiembre. La denuncia, que lleva la firma del abogado Gustavo Morales y de la gremialista judicial Alejandra Martínez, reprocha que el fedatario haya negado la veracidad del instrumento público que manuscribió recién cuando Pedicone lo presentó como prueba contra Leiva. Según Morales y Martínez, el secretario tenía la obligación de denunciar la situación de inmediato.


La presentación dirigida a que la Corte que preside Claudia Sbdar abra un procedimiento disciplinario dice que la “autoredargución de falsedad” no existe y que el acta en cuestión goza de plena fe hasta que no sea destruida por el procedimiento judicial específico. “Cuarenta días después de confeccionar el instrumento, Valladares dijo (ante Rivadeneira) que escribió lo que escribió por el temor reverencial que le inspiraba Pedicone y por ser este su superior jerárquico en ese momento. Esto es una confesión de los delitos de falsedad ideológica y material, y violación de los deberes de funcionario público”, observaron Morales y Martínez.


Los denunciantes dijeron que el secretario no acudió ni al Ministerio Público Fiscal ni a la propia Secretaría de Superintendencia para exponer lo que había pasado con Pedicone. “El absoluto silencio durante un tiempo más que prudencial magnifica su vulgar mentira. Valladares resulta más que indigno para ejercer el cargo de funcionario judicial”, afirmaron Morales y Martínez.


El acta en cuestión fue adjuntada por Pedicone a la acusación contra Leiva. En ese instrumento, Valladares consigna que oyó al vocal por altavoz mientras citaba a Pedicone a tomar un café el 28 de julio. Esa es la primera conversación grabada. A continuación, narra que el juez relató que en la cafetería Leiva le había pedido, con invocación de los nombres del gobernador Juan Manzur y del vicegobernador Osvaldo Jaldo, que mantuviera “asustado” al legislador Ricardo Bussi (segunda grabación). El secretario dejó constancia que Pedicone iba a denunciar todo cuando se desprendiera del caso “Bussi”, cosa que ocurrió el 1 de septiembre.


A posteriori de ello, Valladares dijo que se había sentido presionado por Pedicone. Leiva y su defensor Esteban Jerez se valieron de esa declaración para asegurar que el acta y los audios son falsos. Pedicone, por su parte, presentó dos grabaciones de Valladares donde este ratifica su proceder mientras es prevenido de que iban a querer “quebrarlo”, entre otros motivos por un sumario de 2017 aún abierto en la Corte donde cuestionaron su proceder como secretario del ex juez Roberto Guyot.

0 vistas
Covid-D-200x200.gif