300x600.jpg

Bonos de fin de año: provincias destraban primeros anuncios

Algunas provincias ya lo anunciaron. En Tucumán, no está en agenda un pago extraordinario de fin de año a estatales.


En un escenario que está a priori muy lejos de ser generalizado, un puñado de gobernadores comenzó a destrabar anuncios de pago de bonos de fin de año para trabajadores estatales y/o para beneficiarios de planes sociales, con la mirada puesta en apuntalar el golpeado poder adquisitivo y potenciar el movimiento económico ligado a las Fiestas, en la atmósfera recesiva que imprime la pandemia.


Los plus navideños confirmados son en rigor escasos hasta ahora, mientras que en varias de provincias las respuestas transitaron entre el “no está definido aún” y el “no se evalúa”.


En el primer lote primerea por varias cabezas el santiagueño Gerardo Zamora (Frente Cívico), al confirmar esta semana el pago de un bono de $34 mil para los estatales (un primer tramo entre el viernes y el sábado, y otro entre el 4 y el 5 de enero) y otro de $12 mil para beneficiarios de planes sociales (entre el 21 y 22 de diciembre).


También definieron ya el pago de un bono a estatales los peronistas Raúl Jalil (Catamarca) y Sergio Uñac (San Juan).


En el caso catamarqueño será un bonus de $3.500 no remunerativo para estatales y docentes (a pagar junto con el aguinaldo), que se sumará al otorgamiento de un aumento de $ 3.000 en el primer trimestre, a cuenta de la paritaria de febrero.


En tierra sanjuanina, en tanto, será en dos tramos (diciembre y enero). El monto no fue oficializado aún -dependerá de la recaudación-, pero a priori sería de al menos 10 mil pesos.

Va a haber un bono de fin de año; va a haber un esfuerzo que le sirve a los trabajadores del Estado y también al comercio”, dijo Uñac.


Por esa senda transita también el radical jujeño Gerardo Morales, que abonará un bonus de $ 3 mil entre las Fiestas de Navidad y Año Nuevo.


En Chaco, por su parte, el justicialista Jorge Capitanich hizo foco en alrededor de 38 mil beneficiarios de planes sociales, a quienes pagará un bono de 3 mil pesos en la tercera semana de diciembre.


Pero son postales hasta ahora aisladas en el contexto nacional, ya que en buena parte de las provincias por el momento el pago de un bono navideño -afirman- “no está en agenda” o “no está definido aún”.


Es un escenario que no sorprende, en el marco de arcas provinciales golpeadas por la fuerte desaceleración de la coparticipación y de las recaudaciones locales por impacto de las restricciones pandémicas.


En ese contexto, en realidad el esfuerzo está puesto en varios distritos en gestionar los fondos necesarios para encarar el desafío del segundo medio aguinaldo del año.

El plano nacional también mete presión, tras la decisión de la Casa Rosada de no abonar el cuarto tramo del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE) de 10 mil pesos.


En tren de ahuyentar la amenaza de conflictividad, el Gobierno de Alberto Fernández desplegó un plan B, que incluye -entre otros ejes- el pago de un bono de fin de año de 9.400 pesos a beneficiarios del plan Potenciar Trabajo y de un plus a los de la Asignación Universal por Hijo (AUH), que cobrarán este mes 12.000 pesos.


Con ese telón de fondo por caso en el Gobierno de Axel Kicillof no estudian el pago de un bono, aunque sí analizan “medidas de acompañamiento” para las personas que dejaron de percibir el IFE.


Tampoco está en agenda el pago de un bonus en las administraciones de Juan Manzur, del formoseño Gildo Insfrán y de la rionegrina Arabela Carreras. Y no está definido aún en el caso del misionero Oscar Herrera Ahuad.


No aparece un bono en el horizonte a priori tampoco en la gestión del entrerriano Gustavo Bordet, que sí tiene definido pagar sueldos y aguinaldo antes del 23 de diciembre (y abona en este último trimestre sumas fijas a cuentas de paritaria).