Arranca hoy la negociación por un pacto precios y salarios

Una veintena de sindicalistas se reune con el Gabinete económico en la Rosada. Mañana será el turno de dueños de grandes empresas.


El arranque de la negociación por un acuerdo de precios y salarios estará signado hoy por la presencia de dirigentes sindicales con peso propio y mañana será el turno de dueños de empresas reconocidas, en una apuesta del Gobierno nacional por dotar de volumen político y poder de facto al entendimiento con el que espera homologar ambas variables al 29% de inflación plasmada en el Presupuesto. La convocatoria tendrá su señal de largada hoy, en el Museo del Bicentenario de la Casa Rosada con el timón del jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, junto al elenco ministerial del rubro económico. La pata patronal de mañana se concentrará en formadores de precios de rubros como la industria pesada, la energía, la alimentación y la producción de medicamentos, y omitirá otros como los bancos o la Mesa de Enlace agropecuaria.


La modalidad elegida por la administración de Alberto Fernández incluye reuniones primero por separado y eventualmente una foto conjunta una vez avanzado el criterio a imponer en las paritarias, y con la participación de nombres propios de ambos sectores por encima de sus sellos de pertenencia. Con esa premisa el Ejecutivo busca saltear riñas internas en la CGT y con otros grupos sindicales, así como eludir las rigideces propias de las gremiales patronales como la Unión Industrial Argentina (UIA, integrada por lobistas profesionales) o la Asociación Empresaria Argentina (de dueños de grandes compañías) y apuntar más directamente a los formadores de precios.


Para la largada el Gobierno cuenta con el beneplácito y el patrocinio de la inmensa mayoría de sindicalistas que participará. Ayer el ministro de Economía, Martín Guzmán, tuvo un anticipo de ese clima por la pata gremial del acuerdo con la charla que mantuvo con Héctor Daer (Sanidad y cosecretario general de CGT) y Antonio Caló (metalúrgicos, UOM) en un alto de la visita de Alberto Fernández a Tucumán. La conversación, de tono ameno, tomó cariz de guiño a partir de la condición de capitán del pacto que el Presidente le asignó a su ministro de Economía y de la responsabilidad que al funcionario le asignan gremialistas y empresarios en el ítem más sensible del entendimiento: el control de la inflación junto con el tipo de cambio, las tarifas y las tasas de interés.


Junto a Martín Guzmán llevará el ritmo del encuentro el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero con su vice, Cecilia Todesca. El Gabinete económico se completará con los ministros de Trabajo, Claudio Moroni, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y la titular de la AFIP, Mercedes Marcó del Pont. Para hoy se esperan apenas formalidades y la concreción de una foto simbólica de arranque del pacto de precios y salarios, que se prevé abrirá negociaciones por sectores de la economía con sus respectivos protagonistas.


Antes de fin de mes el Ejecutivo espera tener un núcleo de coincidencias de carácter voluntario para encarrilar las paritarias en parámetros similares a la que firmó la Asociación Bancaria la semana pasada, con un aumento de 29% (mismo número que la inflación presupuestada para este año) y dos revisiones durante el año de vigencia. De hecho Sergio Palazzo, el signatario de aquel acuerdo, será uno de los extraCGT (integra la central pero no la conducción) que participará hoy en la reunión de iniciación al igual que Hugo Moyano (Camioneros) y Ricardo Pignanelli (mecánicos, Smata). También estarán por la CTA de los Trabajadores Hugo Yasky, Edgardo Llano (aeronáuticos), Claudio Marín (telefónicos, Foetra) y Yamile Socolovsky (docentes universitarios, Conadu). A último momento, y luego de las quejas que expuso este diario, fue invitado Ricardo Peidró, líder de la CTA Autónoma.


Por la CGT estarán ambos secretarios generales, Héctor Daer y Carlos Acuña (estaciones de servicio); Armando Cavalieri (Comercio), Caló (UOM), Andrés Rodríguez (estatales, UPCN), Gerardo Martínez (construcción, Uocra), José Luis Lingeri (Obras Sanitarias), Rodolfo Daer (Alimentación), Roberto Fernández (colectiveros, UTA), Víctor Santa María (encargados de edificios, Suterh), Sergio Romero (docentes, UDA), y Argentino Geneiro (gastronómicos, Uthgra).


En el convite a empresarios fue más ostensible el sistema elegido por el Ejecutivo de eludir los sellos patronales. Fueron llamados los líderes de compañías ligadas a actividades estratégicas, de mano de obra intensiva, y de rubros clave como alimentación, industria pesada, laboratorios, construcción y energía. Igualmente notorio fueron las ausencias de referentes de la banca, los servicios, el transporte y las entidades del agro nucleadas en la Mesa de Enlace.


“Las reuniones tienen por objetivo generar acuerdos que permitan hacer converger las variables de precios y salarios para lograr una recuperación del ingreso que impulse la reactivación de la economía”, señala la convocatoria oficial. En los días previos los funcionarios se ocuparon de aclarar, para despejar cualquier incertidumbre de los gremialistas, que como fruto del entendimiento los sueldos deberían ganarle este año por entre tres y cuatro puntos a la inflación. (Ámbito)

0 comentarios