Acciones argentinas suben más de 8% en Wall Street

Las principales alzas en Nueva York son registradas por Grupo Financiero Galicia, Banco Supervielle y Banco Francés.


Las acciones argentinas suben este lunes más de 8% en Wall Street impulsadas por sector financiero, mientras que la bolsa porteña avanza por compras especulativas tras recientes bajas, en un contexto reducido y cauto de negocios dadas las dudas sobre el futuro económico, y un día antes de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.


En Nueva York, las principales alzas son registradas por Grupo Financiero Galicia (8,2%), Banco Supervielle (6,4%) y Banco Francés (6,2%).


A nivel local, el indicador líder S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) ganaba un 1,92%, a 46.161,71 unidades, luego de acumular la semana pasada una merma del 13,75%, para acumular en octubre alza del 9,77% ante coberturas con transacciones del denominado 'Contado con Liquidación' (CCL) por la depreciación del peso.


Para dar algo de tranquilidad al mercado local, el Ministerio de Economía argentino dijo que no solicitará 'Adelantos Transitorios' al banco central, un señal para aplacar la fuerte presión cambiaria.


"El mercado se encuentra expectante. Espera señales claras del Gobierno (argentino), en momentos de expectación y cautela por el resultado de las elecciones en Estados Unidos", dijo un operador.


En la víspera de la votación en Estados Unidos, los inversores están preparados para la volatilidad del mercado a corto plazo y los cambios importantes en la política a largo plazo. La victoria del republicano Donald Trump o del demócrata Joe Biden determinará la trayectoria de la política en las áreas de impuestos, gasto público, comercio y regulación.


Biden lidera a Trump en las encuestas nacionales. Pero Trump mantiene la esperanza de asegurarse el respaldo de estados "indecisos" que podrían ser decisivos para determinar el resultado de la lucha de la Casa Blanca.


Cierre previo


Tras dos meses consecutivos con caídas, la bolsa porteña recuperó algo de aliento durante octubre al repuntar casi 10% (en pesos), en medio de una alta tensión cambiaria ante las dudas sobre el futuro de la economía, lo que tuvo su impacto en los bonos en dólares y, consecuentemente, en el riesgo país, que registrar un fuerte rebote de 14% para rozar los 1.500 puntos.


Con gran volatilidad en los mercados externos, antes de las elecciones presidenciales estadounidenses del martes y en medio de los temores al impacto de una nueva ola de contagios de Covid-19, el S&P Merval de Bolsas y Mercados Argentinos (BYMA) acumuló en la última semana del mes una baja de 13,7% para culminar en los 45.209,02 puntos, tras ganar un 0,8% este viernes.


Operadores remarcaron que la plaza bursátil tuvo a lo largo del mes mayormente su respaldo en negocios especulativos para hacerse de dólares a través del contado con liquidación (CCL), que cerró octubre con una leve suba del 1,4% a $147,70, con un fuerte recorte en la última semana de su importante dinámica alcista, observada hasta el 22 de septiembre, cuando alcanzó su récord de $181,06.


Octubre mostró mayoría de subas en acciones, principalmente en la primera parte del mes, donde presentó una seguidilla de subas que fueron parcialmente contrarrestadas por la caída que produjo la baja del tipo de cambio implícito en ruedas siguientes. Las energéticas lograron una importante recuperación gracias al anuncio del descongela miento de tarifas para inicios de 2021.


"El S&P Merval tuvo mayormente sustento en negocios de coberturas para hacerse de dólares. No hay otra razón", dijo un operador y añadió que "la atención ahora se centra en las negociaciones (del Gobierno) con el Fondo (Monetario Internacional)". El Gobierno podría solicitar una partida adicional de dinero del Fondo en el marco de las negociaciones que lleva adelante el país con el organismo para renegociar un acuerdo de 2018.


Desde aquel nivel de $181, el CCL, al igual que el MEP (y el dólar blue), comenzaron a sufrir un fuerte repliegue en sus cotizaciones producto de la intervención de organismos oficiales (ANSES, BCRA, y Banco Nación), y luego de que el Ministerio de Economía llevara a cabo una exitosa mega licitación de deuda en pesos, cuya centralidad la tuvo un bono atado a la evolución del dólar oficial, que logró captar el equivalente a u$s1.660 millones.


"El Gobierno se mostró activo en el intento de domar las cotizaciones de los dólares paralelos, secando la plaza con la emisión de bonos de esta semana, con gran atractivo en el dólar linked", comentaron desde Tavalli.


En lo que respecta a la performance del mes, las acciones del panel líder que lideraron los avances fueron las de Ternium (+49,4%); Transportadora Gas del Sur (+31,2%); Pampa Energía (+22,5%); Cresud (+22,3%); y Grupo Financiero Valores (+18,3%).


En cambio, acumularon retrocesos mensuales algunos de los principales papeles del sector bancario, como Macro (-10,4%); y Galicia (-9%).


En Wall Street, por su parte, las acciones argentinas cerraron el mes con rendimientos dispares. Del lado de las subas se destacaron los activos de Irsa (+30,6%); de Transportadora Gas del Sur (+15,9%); y de Pampa Energía (+14,2%).


En el otro extremo, aparecieron los papeles de Corporación América (-22,9%); de Banco Macro (-16,6%); y del Grupo Financiero Galicia (-13,5%).


Riesgo país y bonos


Por su parte, el riesgo país argentino trepó en octubre casi un 14%. El indicador subió apenas una unidad este viernes, hasta los 1.481 puntos básicos, muy lejos de las 1.083 unidades observadas cuando se reacomodó el índice con los nuevos bonos emitidos en el canje de deuda. El récord intradiario desde la nueva configuración de la medición es de 1.492 unidades, anotado hace dos jornadas.


En ese marco, los principales bonos nominados en dólares volvieron a bajar este viernes, y arrastraron pérdidas de hasta el 16,2% durante octubre, como el fue el caso del Global 2041 (GD41D). Otros importantes retrocesos los sufrieron el Bonar 2038 (AE38D), y el referente Bonar 2030 (AL30D), que cedieron un 15,1%, y un 14,7%, respectivamente.


"La curva de bonos denominados en dólares sufrió la caída en los tipos de cambio implícitos tras las intervenciones oficiales", comentó un operador.


Por otro lado, los títulos en pesos ajustables por CER evidenciaron caídas a lo largo de toda la curva de rendimientos, incrementando las caídas en los bonos más largos. Por ejemplo, el Boncer 2028 (TX28) perdió un 16,5%; y el Boncer 2026 (TX26), un 13,1%.

Covid-D-200x200.gif